Celulas Madre

Regeneración y Células Madre

La regeneración celular es un proceso biológico natural que el cuerpo realiza permanentemente con el fin de mantener la estructura y funcionalidad de los tejidos y órganos, y mantener una buena salud. Cuando el organismo enferma de forma crónica o envejece de manera prematura, la capacidad de regeneración se puede ver afectada de manera importante. Incluso algunas estructuras como, los nervios los cartílagos se cree no tienen capacidad de regeneración.

En Medicuántica contamos con diferentes alternativas de Regeneración Celular, dependiendo de cada caso en particular:
  1. Implante de Células Madre Autólogas,esto quiere decir extraídas del mismo paciente a través de un procedimiento indoloro y se utilizan para un nivel avanzado de degeneración, enfermedad o disfuncionalidad de órganos y tejidos como los Tratamientos Artrosis, diabetes, gastritis, fibromialgia, dolores articulares, perdida del cabello, problemas de columna, disfunción eréctil entre otras.
  2. Implantes con Células Madre Heterólogas que son células provenientes de animales principalmente de oveja y se utilizan cuando queremos tratar un órgano en particular como los riñones, páncreas, cerebro articulaciones etc.
  3. Implante de PRP (plasma enriquecido en plaquetas) también conocido con el nombre de Factores de Crecimiento. Son extraídos de la sangre del paciente y se utiliza más con fines estéticos principalmente como la caída del cabello y el tratamiento de líneas de expresión en el rostro, cuello, escote y manos, también se pueden aplicar en combinación con las dos técnicas anteriores.

Si deseas saber más de los beneficios, precios y contraindicaciones que este tratamiento tiene para ti, ponte en contacto con nosotros y tendrás información completa y confiable sobre las células madre y sus resultados.

Compártelo en tus redes
1
1
0
Compártelo en tus redes

¿Qué son las células madre?

Un grupo especial de células que están presentes en cada organismo pluricelular, que cuentan con la capacidad de reproducirse por mitosis y dar así como resultado diferentes clases de células especializadas. Además de la reproducción especializada que acabamos de mencionar, también pueden autorrenovarse, garantizando así que sigan multiplicándose.

¿Es vital que estén siempre presentes en el cuerpo, para ejecutar procesos de autoregeneración?

Si bien no hay otro tipo de célula en el cuerpo que pueda ejecutar esa labor, sí existen varias clases.

Las pluripotentes, por un lado, son aquellas que pueden renovarse para convertirse en cualquier otra célula del cuerpo.

Por otro lado, hay unas que no tienen tanto potencial para la auto-renovación y por esa razón no pueden crear tantos tipos diferentes como las pluripotentes.

El tipo más básico de células madre son las que componen un embrión poco después de que un óvulo es fertilizado. Se dividen una y otra vez, produciendo casi todo el componente celular del cuerpo.

Las adultas, en cambio, están completamente diferenciadas; son especializadas en todo el sentido de la palabra, se dedican a funciones y zonas determinadas.

Es importante señalar que en muchos órganos, las células adultas permanecen por toda la vida, como parte del sistema de reparación interno del cuerpo. Los investigadores aún trabajan para descubrir lo que pueden hacer, pues sus beneficios son innumerables. Normalmente, actúan solo en el órgano o tipo de tejido en que se encuentran.

¿Por qué se hacen tratamientos con células madre?

La regeneración celular es una de las ramas más efectivas de la medicina, a la hora de buscar nuevos tratamientos para combatir enfermedades delicadas sin efectos secundarios. Implica el uso de organismos vivos, sustancias derivadas de estos, o versiones de sustancias producidas en laboratorios. Las células madre y los factores de crecimiento son dos de las disciplinas más prometedoras en estos campos de experimentación.

¿Actualmente se desarrollan tratamientos con células madre?

Sí. Las células de la médula ósea se han utilizado durante mucho tiempo para tratar ciertos tipos de leucemia. Encontramos la razón de ser de esta realidad, al notar que la médula ósea es una fuente rica en estas, las cuales reemplazan glóbulos blancos. Estos son cruciales para el sistema inmune.

En los EE. UU., la FDA aprobó un producto que contiene células madre sanguíneas, derivadas del cordón umbilical. Este fue aprobado pensando en pacientes con enfermedades que disminuyen o alteran su capacidad de producir nuevas células sanguíneas, como lo son ciertos cánceres de sangre y los trastornos del sistema inmune.

Pero eso no es todo. Este, también ayuda como tratamiento para artrosis. Entre uno y tres meses después de iniciado el tratamiento, se empieza a vislumbrar una evidente mejoría del dolor, así como de la incapacidad funcional. Este proceso es progresivo durante el primer y el segundo año. Ha llegado a ofrecer sorprendentes resultados, como la inversión de la pérdida progresiva de cartílago en las articulaciones de algunos pacientes, no solo deteniendo la pérdida, sino regenerando el tejido.

Riesgos secundarios

Algunos efectos secundarios pueden ser ocasionados por el congelamiento de las células. El dimetilsulfóxido (sustancia congelante) puede producir sensaciones como sabor a ajo o crema de maíz en la boca, así como un olor corporal similar, los cuales se extenderán por unos días. Si se emplean células madre que no fueron congeladas, esto no sucederá, porque el conservante no fue necesario. Sin embargo, hay otra clase de riesgos más generales, como por ejemplo:
  • Ronchas.
  • Difícil respiración, tos y/o presión en el pecho.
  • Escalofríos y fiebre.
  • Baja presión arterial.
  • Debilidad.
  • Cantidad inferior de orina.
Por seguridad, si uno de estos síntomas tiene lugar, es importante dar aviso al especialista involucrado en el tratamiento, para darles el necesario tratamiento. Esto no debe tomarse a la ligera, puesto que hay condiciones, identificadas bajo este espectro de efectos, que pueden requerir la suspensión del tratamiento.

Pasos del tratamiento

Lo primero es evaluar al paciente para entender si un trasplante de este tipo es lo que necesita, porque la asimilación del mismo puede ser un proceso intrincado, que muchas veces puede acarrear complicaciones y efectos secundarios, a corto, mediano y largo plazo, capaces de cambiar su estilo de vida. Por esto, el siguiente paso es una serie de exámenes médicos físicos completos, así como también emocionales, para determinar si el paciente logrará tolerar el trasplante.

Luego viene el verdadero primer paso de esta técnica, como tal, que es el acondicionamiento, o preparación de la médula ósea. Este, busca hacer espacio en la médula ósea, suprimir funciones del sistema inmune para que el organismo no rechace el injerto y destruir eventuales células cancerígenas. Por eso, puede emplear dosis elevadas de radioterapia y quimioterapia. Este paso tarda habitualmente una o dos semanas.

Luego del acondicionamiento, hay una serie de días de descanso, antes del injerto definitivo. Para este último, hay que determinar si se requerirá hospitalización o el procedimiento será de tipo ambulatorio. Es importante aclarar que, si el primer caso tiene lugar, es probable que el paciente deba ingresar al centro médico un día antes del trasplante.

Luego de un proceso de extracción o descongelamiento de las células, estas estarán inmersas en una solución de tipo especial. De ahí serán aplicadas al paciente, mediante un catéter intravenoso. No experimentará dolor, puesto que se empleará anestesia local. No siempre se tarda la misma cantidad de tiempo para extraer las células de la solución, puesto que esto dependerá de la cantidad de líquido.

Período post tratamiento

Una vez el tratamiento ha sido implementado, las células empezarán un proceso de asentamiento, a lo largo del cual iniciarán a producir nuevas células sanguíneas, normalizando así los niveles sanguíneos. Esto puede tardar entre dos y seis semanas, dependiendo del paciente, sus cuidados y el tipo de trasplante.

Esto se debe a que, a lo largo de las primeras dos semanas, luego del tratamiento, el paciente experimentará una seria disminución en sus plaquetas, glóbulos rojos y blancos. Por eso, lo recomendable es que reciba antibióticos profilácticos para evitar infecciones, así como antimicóticos, antibacterianos y antivirales. Una vez los glóbulos blancos se estabilicen, ya podrá reducirse el uso de estos medicamentos.

Sin embargo, puede haber complicaciones a lo largo de este proceso. Si hay un conteo muy bajo de glóbulos blancos, puede haber neutropenia. Por otro lado, si ocurren sangrados, por la baja cantidad de plaquetas, esto se denomina trombocitopenia. Además, están las infecciones comunes, capaces de ocasionar elevadas fiebres.

Una respuesta efectiva para estos casos, aparte del control de cada síntoma por aparte, es efectuar transfusiones constantes de plaquetas y glóbulos rojos, hasta que la médula ósea trabaje por sí misma y las células madre injertadas se multipliquen en células sanguíneas.

Las complicaciones secundarias (de las cuales se desprenden toda una serie de contraindicaciones), suelen ser similares en autotrasplantes, alotrasplantes e isotrasplantes (Salvo por la enfermedad de injerto-contra-huésped, que ocurre solamente con los alotrasplantes). Incluyen problemas del corazón, trastornos estomacales, en los riñones, el hígado y los pulmones. Además, pueden presentarse sensaciones de depresión, ansiedad, angustia, y fluctuaciones entre enojo y júbilo.

MEDICINA CUÁNTICA RESPONSABLE

El contenido de esta sección es únicamente informativo. Los resultados y recomendaciones del tratamiento de células madre pueden ser diferentes, de acuerdo a las características físicas de cada paciente. Comunícate con nosotros para obtener información más específica sobre características, duración, preparación, incapacidad, resultados, contraindicaciones, riesgos y precios. Sólo en la valoración con el médico tratante y luego de los exámenes médicos propios del tratamiento, es que se entregará al paciente, información precisa sobre el procedimiento y sus distintas complicaciones o beneficios, aplicadas a cada situación y paciente distinto.

Escríbenos a través de Whatsapp haciendo click en el ícono, y pregunta cómo puedes recuperar tu salud y bienestar con Medicuántica y el Dr. Oswaldo Rojas.
Contáctanos

Contáctanos

X
Escríbenos ahora y pregunta toda la información y precios sobre nuestras consultas, tratamientos y terapias de Medicina Alternativa en Bogotá.

Qué Dicen Nuestros Pacientes

Hernando Parra
"Mi hija de 7 años sufrió de alergias por mucho tiempo. En Medicuántica encontramos la solución a este problema, y ahora no presenta señales de alergia en su piel ni en su respiración. Gracias Doctor Oswaldo!"
Hernando Parra

Mejora tu Salud

Si miras a fondo un buen tratamiento con minerales, así como gran parte de las opciones que presenta la medicina alternativa...
Vivimos en la era de las comidas rápidas, la grasa, los problemas de colesterol y la obesidad. Cifras de la Organización Mundial de Salud lo demuestran contundentemente una y otra vez, realidad que coincide con los números de nuevos miembros de los gimnasios hoy en día...
Cuando pensamos en la vida sobre la faz de la tierra, usualmente pensamos en toda la naturaleza y animales que...